El diseño de la etiqueta

El diseño de la etiqueta es un elemento muy importante y necesario para que un producto funcione, hay una gran competencia entre productos y marcas, los lineales de los supermercados cada día muestran más obras de artes en cada etiqueta.

Cuando un cliente está en los pasillos del supermercado, no tiene la opción de probar el producto, y muchas veces no puede ni siquiera ver las texturas, por ello la imagen pasa a un primer plano, en dos productos de igual calidad/precio es obvio que el cliente se llevará el que más confianza le demuestre, la confianza la ganará siempre el producto con mejor diseño y acabado.

marca-blanca

Grandes supermercados que pusieron de moda las marcas blancas (productos sin imagen identificable a un precio más competitivo), pronto se dieron cuenta que este tipo de producto había aumentado, y con ello comprobaron que no solo valía con una etiqueta sin diseño y un precio barato, en este tipo de producto también se ha empezado a demandar una mejora de la imagen. Ahora las marcas blancas también tienen su propia competencia y no vale solo competir en precio, todos identificamos a una marca blanca con su supermercado y cuál es su competencia.

Cómo empezar

Para tener éxito y empezar con buen pie nuestro diseño, lo más importante es conocer el producto, su procedencia, fabricación, historia, el cliente potencial y el mercado destinado, cuanto más datos sepas de tu producto, mayor será la posibilidad de conseguir un diseño de éxito.
Tan importante es conocer nuestros productos, como el de la competencia, sobre todo, a los productos que más directamente nos pueden competir, ver sus diseños, su política de marketing y estudiarla. Con todos esto datos ya podemos ponernos a diseñar nuestra etiqueta.

supermercado

El estilo

Nuestro diseño debe ajustarse a los datos obtenidos anteriormente. Si buscamos productos artesanales, hechos a mano, debemos diseñar una imagen basada en colores y texturas naturales, en cambio, si buscamos una imagen más moderna, podemos utilizar colores más neutros y fríos, líneas rectas, en cualquier caso, lo importante es saber el estilo necesario para nuestro producto y seguir una guía para todos los elementos que utilicemos en la etiqueta.

Tienes que conseguir encajar el material, las formas del envase y etiquetado para crear una imagen del producto armonioso y potente

Tu etiqueta tiene que llamar la atención en solo dos o tres segundos en las estanterías de los supermercados.

 

La marca

Hay que tener en cuenta los datos obligatorios a incluir en la etiqueta, basándonos en las normativas vigente según el producto y estado.Estos datos tienen unas normas muy claras, que es obligatorio seguir, si estos datos no son correctos, la etiqueta será retirada del mercado.quesos-del-casar
El diseño debe empezar claramente por el nombre de la marca y/o el logotipo, es conveniente unir el nombre del producto al de la marca, para ir acostumbrando a los clientes que ese producto es de la marca correspondiente, esto potenciará la imagen del producto, no es lo mismo comprar un Queso de Cabra, que comprar un Queso de Cabra de la marca Quesos del Casar, productos de cabra habrá muchos, por eso es necesitamos unirlo a nuestra marca.


Teniendo en cuenta los datos obligatorios, la marca, y la denominación del producto, debes conseguir que todo sea claramente legible, intentar con un solo vistazo que el cliente pueda leer de que producto se trata, esto es importante, buscamos diseños limpios y claros, alineando bien todos los elementos para que sea un diseño armonioso, esto ayudará a los clientes a identificarlo más fácilmente.

La imagen

Si tienes pensado insertar imágenes o algunas texturas a tu etiqueta, debes tener en cuenta una norma básica para diseñadores, las imágenes que utilices deben ser lo suficientemente claras con el tamaño necesario que se vea bien y con una calidad óptima, poner imágenes borrosas o pequeñas, son contraproducentes para la imagen del producto. Puedes usar las imágenes para que los clientes puedan entender de qué producto se trata, darle información, usarla como guía de uso o simplemente crear una necesidad.

Las imágenes utilizadas nunca deben entorpecer la legibilidad de la marca, la denominación del producto ni de ningún dato obligatorio de los mismos.

 

El Acabado

Antes de terminar el diseño hay que abordar el proceso de producción de tu etiqueta y elegir bien los acabados, poder encajar en el material y en las formas del envase. Escoger entre brillos y mates, el mate siempre proporciona un aspecto más clásico y los detalles en brillo añaden más impacto a los colores y resaltan las imágenes.Es muy importante elegir correctamente la materia de impresión, si es para refrigerados, congelados o resistentes al agua.

diseno

En el conjunto del producto es necesario que la etiqueta y el envase, más los materiales, se unifiquen en un diseño global, donde cada detalle es importante.

Sobre El Autor

Director Creativo

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: