Y por fin, la tapería en la ciudad

Hoy puedes hablar de la gran variedad de taperías que hay en Cáceres, han proliferado llenando la ciudad de un estilo gastronómico único y de mucha calidad, llegando a convertirse en un reclamo turístico paralelo al de la “zona monumental”, así convirtieron a Cáceres en Capital Gastronómica en 2016.

Aunque no hace mucho tiempo esto no era así, ni siquiera en los alrededores de la zona más turística de la ciudad, los bares que rodeaban San Juan y la Plaza Mayor, eran bares sin vida ni estilo propio, aún combinaban entre su mobiliario las sillas de chapa con la sombrilla del refresco de moda de ese verano.

El inicio

Pero la historia del cambio no comienza aquí, sino en Mar de Plata (Argentina) de donde son los hermanos Javier y Emiliano Díaz,  jóvenes y emprendedores llenos de ilusiones y con muchas ganas de trabajar. Fue Javier el primero en cruzar el océano para comenzar su sueño, sus inicios en la capital de España fue la base que luego llevó a ser su filosofía de negocio. Entre Madrid y Mallorca trabajando en inmejorables establecimientos y empapándose de experiencia, conoció a la que actualmente es su compañera de viaje, su amiga y esposa, una cacereña que pronto le hizo dirigir su rumbo hacia Cáceres.

Hoy hace más de siete años que La Tapería es parte y seña de nuestra restauración, en esa época Javier ya apostó por un establecimiento de calidad y no solo en su gastronomía sino también en su mobiliario, entre las sillas de chapa de los alrededores nacía una terraza con encanto donde su mobiliario era más acorde al salón de tu casa que a las actuales terrazas de la zona, sillas y sillones que hacían vislumbrar que allí nacía algo diferente que a la postre cambiaría el signo de la hostelería de Cáceres.

Con Javier afincado y enamorado de la ciudad muy pronto le acompañó su hermano Emiliano, que antes de terminar en Cáceres tomó buena nota de la gastronomía vasca, de la cual sigue hoy día enamorado y gracias a ello podemos degustar esa mezcla de estilos “argentino-vasco” con productos Extremeños.

Consagración de una idea

Nada ha sido fácil en estos años, los inicios en la zona horaria de los desayunos fue una dura batalla, donde en meses no servían más de 5 cafés a la mañana, pero poco a poco la clientela se dio cuenta que además de desayunar, podías hacerlo en una terraza donde tu tiempo de relax se multiplicaba. Hoy día esa terraza y esos desayunos van acompañado de un bizcocho casero que es marca propia de la casa, éxito diario donde la jornada empieza a formar el espíritu de “La tapería”.

Después de tantos años y ya con todos los bares de alrededor modificados a taperías con estupendas  terrazas, La Tapería sigue con su éxito imparable, y es que es rara la noche donde no llene todas y cada una de sus mesas. La clave del éxito parece fácil, un espacio  único, materia prima de la tierra y de primera calidad y fresca, a esto se acompaña el esfuerzo tanto de Emiliano en innovar cada día su cocina como la de Javier en dar un servicio de calidad, con un equipo de colaboradores muy preparados hacen además que los servicios sean rápidos.

Una vez que estás allí te recomiendo probar cualquier tipo de tostas, fijas en su carta durante todo el año, donde puedes degustar la del abuelo, solomillo de ibérico con Torta del Casar, solomillo de jabalí con queso bríe o,  como no, la famosa patatera con miel. Entre sus tapas también puedes degustar los inmejorables huevos rotos con jamón, un manjar gastronómico con productos directos del campo, como sus huevos camperos y patatas de la mejor calidad, con un jamón de primer nivel, bacalao a la plancha con crema de pimienta o la merluza y cremoso de mariscos, y para sorprendernos Emiliano siempre tiene 3 o 4 platos fuera de carta que harán de tu experiencia algo único lleno de sabores y texturas.

 

El secreto del éxito

Para terminar les contaré el secreto de su éxito; más allá de los productos de calidad, rapidez y el enclave donde se encuentra la tapería, el secreto son ellos mismos, algo que los demás no podrán igualar, un trato especial, un esfuerzo diario por mejorar, por innovar, un control de todo su proceso hacen que la estancia allí sea algo maravilloso, sin duda el secreto del éxito son los hermanos Díaz, dos maestros del trabajo que podrás disfrutar en Cáceres.


La Tapería

Sánchez Garrido, 1, 10003 Cáceres

Teléfono927 22 51 47

Horario: de Martes a Domingo, 9 h. a 1 h.


 

Sobre El Autor

Director Creativo

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: