La importancia del logotipo

Cuando empiezas el proyecto de crear una empresa, uno de los mayores retos es conseguir un logotipo que te identifique con tu empresa.

El logotipos permiten distinguirse entre un mundo lleno de marcas. Lo más importante es conseguir entrar en las mentes de los clientes, es decir, que con un simple vistazo puedan distinguir y tomar una primera impresión de nuestra empresa. Cualquier pequeño detalle en un logotipo es un gran mensaje a los clientes. Además, el logotipo será el elemento gráfico que primero se relacionará con tu empresa o marca, como he comentado antes, el logotipo tiene la labor de conectar a la gente con la marca.

La historia

La historia de los primeros logotipos se remonta a los inicios de la humanidad. En las  pinturas rupestres, esas marcas en las cuevas son las que diferenciaban a unos de otros. Más tarde fueron los propios egipcios quienes lo usaban en sus paredes, pasando por los signos cristianos, o las banderas que representaban a diferentes regiones en la edad medieval. En 1876 se creó el primer logotipo comercial del mundo, y años después es la cruz roja quien crea el suyo en USA. Coca-Cola crea su primer logo en 1886, y años posteriores se crean ”logos” como el de IBMAt&T, el de Ford y así hasta nuestros días, y cada día más los logotipos se van minimizando y haciendo más simples.

No existen reglas para crear un buen logotipo, se considera más bien un arte y todo depende de la creatividad y el poder de expresión del diseñador. Aunque hay algunos elementos que a mi juicio son imprescindibles para alcanzar el éxito en él.

Confía en profesionales

Todos en nuestro entorno conocemos a alguien que de una manera u otra tiene un buen manejo de aplicaciones de diseño, tipo Photoshop, Corel etc… pero dejad la creación de tu logotipo en estas manos es el primer error hacia el fracaso a tu marca.

Para empezar a valorar tu marca es necesario dejar el diseño de la misma en manos de profesionales, que puedan elaborar un estudio para ofrecerte las mejores posibilidades, e ir puliendo el diseño hasta que te sientas 100% identificado con él. Dejarse asesorar por dichos profesionales es una decisión muy difícil, pero a la larga hará que tu empresa tenga una mejor imagen de marca.

Dale a tu logotipo la importancia que se merece tu imagen.

 ¿Cómo debe ser el logotipo?

El logotipo debe ser versátil.Hoy día hay innumerables superficies donde se irá reproducido nuestra marca, y debe adaptarse correctamente a cada una de ellas. Una máxima es la de ser fácilmente recordado, mediante colores y formas, para ello debe ser un logotipo sencillo y lo suficientemente fuerte para quedar en la mente de los clientes. No debe llevar mensajes difíciles de entender y tiene que perpetuarse en el tiempo, adaptándose a los cambios de los tiempos de la mejor manera posible. Sería un error cambiar de logo cada año, y las futuras adaptaciones tendrían que ser cambios progresivos de los mismos, evitando así cambios drásticos.

El diseño de un logotipo puede ser un proceso sumamente complejo y largo. Para minimizar los tiempos y tener éxito, es necesario tener un gran conocimiento del cliente y del producto que haya detrás del logotipo.

Cuida tu marca

Un error muy grave es creer que con tener un buen logotipo ya es suficiente, y dejamos abandonado su utilización y sus distintas posibilidades. Para ello es necesario tener un Manual de Identidad Corporativo, no hace falta tener un “tocho” de 50 páginas explicando cosas que nunca vas a poner en marcha, pero es necesario un mínimo de reglas básicas.

Entre las reglas necesarios en el Manual, está la número uno: Cómo se construye el logotipo, respetar sus proporciones, y saber cómo no debemos poner en ningún caso. La siguiente regla importantísima es conocer sus colores:Este dato deberíamos saberlo para cuatricromía y para tintas planas (Pantone). Una vez tengamos claro sus proporciones y sus colores, la tercera regla que debemos saber es cómo utilizarlo en distintos medios y formatos, tanto en papelería comercial, como anuncios, gran formato, placa de exterior, vídeos y demás.

Si seguimos estas tres normas básicas de nuestro logotipo, estaremos respetando su identidad y potenciándo la imagen hacia nuestros clientes.

Respeta tu marca, tu logotipo lo agradecerá

Conclusiones

Debido a la importancia del diseño de un logotipo, es necesario tomárselo en serio, dedicarle tiempo y dejarlo en manos de profesionales que le puedan aconsejar correctamente, , respetar las normas de uso. Hoy día todo el mundo tiene un ordenador y puede hacer un dibujo con un texto, pero esto nunca será un logotipo.

Sobre El Autor

Director Creativo

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. Javier

    Graaande Víctor, eres un crack. Que sepas que es mi primer blog que sigo. Espero que me tengas entretenido los domingos por la tarde después de saber cómo ha quedado mi Atlético. Un abrazo y mucha suerte

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: